Páginas vistas en total

martes, 24 de agosto de 2010

44ª etapa Col de Ouillat-Banyuls sur Mer

9 de Septiembre de 2009



Distancia: 25,50 km.

Ascenso total: 765 m.

Descenso total: 1.694 m.

Altura máxima: 1.244 m.

Altura mínima: 8 m.

Valoración: 9

Tiempo de marcha: 6h. 30 m.



Bueno, vamos a por la última, para ello hemos madrugado más que de costumbre, es completamente de noche, en el gîte tomamos un té verde que ha preparado Eric, nos acoplamos los frontales y partimos.
Comenzamos ascendiendo dirección S.E. hacia la frontera, bordeamos el roquedo de Roc Foirós por la izquierda, llegamos a la frontera, giramos dirección este, seguimos ascendiendo, hacia el Puig Neulos con sus antenas, ya lo tenemos de frente, comienza a clarear el día, las vistas son espectaculares, la parte francesa está cubierta por un mar de nubes que tenemos bajo nuestro, la parte española está limpia, el golfo de Rosas y el Cap de Creus se ven perfectamente.
 Bordeamos Puig Neulos por la izquierda para librar las antenas, ahora toca descender, llegamos al refugio libre de la Tanyareda, ya es día abierto, seguimos la línea de cumbres junto a las bornas fronterizas. Bordeamos el Puig dels Pradets por la izquierda, aunque si ascendemos hasta el alto del Puig Quatre Termes, volvemos a descender, pensábamos que la etapa final iba a ser más light pero en realidad es más dura y más hermosa de lo previsto.
Descendemos al coll de la Massana hacemos un alto y comemos algo disfrutando del paisaje, la playa de Argèles se ve perfectamente, ascendemos un poco hasta Muntanya Rasa y seguimos ascendiendo hasta un paso entre la borna 981 y el Puig de Sallfort, desde este punto tenemos unas vistas de nuestro destino Banyuls sur mer.
 Desde este momento comenzamos a descender por un camino bastante peligroso con pizarra suelta y empotrada perpendicularmente a nuestros pies, tenemos que ir con cuidado para intentar no sufrir un esguince de tobillo, que se podría dar en este tipo de terreno. Descendemos siguiendo el lomo del Serrat de Catel, al final del mismo un ligero ascenso hasta el coll de Formigo, a la izquierda la torre de Madaloc, bordeamos la loma por el sur hasta llegar a la carretera D-86 justo en el coll dels Gascons. Ahora descendemos fuertemente cortando curvas de la carretera para seguir luego unos metros por ella, en una curva cerrada de la carretera, seguimos de frente por una pista, en un momento determinado perdemos el camino al descender por un olivar hasta llegar a una pista, la tomamos a la izquierda, la seguimos entre viñas hasta volver a conectar con el gr 10, aproximadamente un kilómetro más adelante. Alcanzamos las primeras casas de Banyuls, pasamos bajo la vía del ferrocarril y seguimos por el cauce de un arroyo que actualmente sirve de calle, poco a poco nos vamos acercando a la playa, pasamos una pequeña pero coqueta plaza y un artístico campanario y finalmente la playa,
ya está, se acabó, nos relajamos, los tres queremos disfrutar de este momento, la mujer de Eric lo espera en la playa, van a pasar unos días por la zona, al igual que nosotros, nuestras mujeres Nieves y Marisa salieron anoche con el coche desde Mérida y nos están esperando en la playa, de momento no las vemos. Nos despedimos de Eric, va a tomar un café con su mujer, nosotros seguimos la playa, por fin las encontramos: besos, abrazos y enhorabuena, apertura de una botella de cava Bonaval, de Almendralejo, traído expresamente para celebrarlo, baño en la playa y una nueva botella de cava, llega Eric y su mujer que también prueban el cava de Extremadura.
 Es el final de esta aventura, que no queríamos que terminara, habrá que buscar algo nuevo para el año que viene.

43ª etapa Las Illas-Col de Ouillat

8 de Septiembre de 2009



Distancia: 25,96 km.

Ascenso total: 953 m.

Descenso total: 557 m.

Altura máxima: 938 m.

Altura mínima: 288 m.

Valoración: 7

Tiempo de marcha: 6h. 47 m.



En el Hotel "Les Trabucaires" de Las Illas hay una placa donde durmió Manuel Azaña presidente de la Republica junto a Lluis Companys presidente de la Generalitat y Jose Antonio Aguirre, lehendakari en la republica cuando huyeron de Franco atravesando Pirineos para entrar en Francia y lo hicieron por este pequeño pueblo. Hemos desayunado juntos, Jean, Eric, Ángel y yo, nos hemos despedido de Jean, él no tiene prisa, además va por otro lado, Eric sale con nosotros, va también al col d’Ouillat.
Salimos por la carretera D-13 aunque la abandonamos enseguida por otra carretera que asciende en zigzag entre las casas situadas en la ladera de un monte, en la zona conocida como Súper-las-Illas hasta llegar al coll de Figuer, desde aquí tomamos una pista que sigue la frontera franco española por el lado francés, entre castaños, brezos y chaparros, se ven también algunas jaras, un cartel situado a un lado del camino indica una zona de “randoneurs naturistes”, una zona de cinco kilómetros reservada a nudistas y donde se permite el paso a los que están haciendo el gr 10, o sea que podemos ver algún senderista en bolas en este tramo, bueno, senderistas no vemos pero si a una chica en pelotas recogiendo tomates en una granja de la zona.
 Pasamos el Mas Nou y alcanzamos el coll del Priorat junto a la borna fronteriza 565 y poco después abandonamos la pista para seguir por un sendero que desemboca en una carretera donde a la izquierda se puede ver la aduana francesa en la autopista AP-2,
 la villa de Le Perthus, la pirámide de Bofill y en lo alto de un promontorio el Fort de Bellegarde,
seguimos la carretera y llegamos a las ruinas romanas de Panissars, una "mansio" donde termina la Via Augusta y comienza la Via Domitia y un poco más adelante un cementerio del siglo XVII.
 Bordeamos la loma del Fort de Bellegarde por la izquierda para descender hasta Le Perthus, primera población fronteriza del lado francés y donde se ve bastante vida.
 En una tienda compramos provisiones, las portamos, tomamos la carretera D-71 y comenzamos a ascender, en un banco de la carretera paramos para comer. Al terminar, seguimos ascendiendo por la carretera hasta llegar y tomar un camino a la derecha, al llegar a un prado, giramos a la izquierda para llegar a Saint Martín d’Albère, un poco más adelante hay una fuente de agua muy fresca, hace mucho calor y aprovechamos para beber y descansar nuevamente. Seguimos un poco por la carretera, dejamos un pequeño cementerio a la izquierda y abandonamos la carretera tomando un sendero que va cortando una pista que cruza varias veces hasta llegar al coll de Ras. Antes de girar a la izquierda donde el camino se suaviza, encontramos a un joven que viene con su mochila pero con un mapa de carretera y sin calzado adecuado, el chaval es ruso y quiere llegar a Requesens por el coll de Fourcat, intentamos indicarle sobre nuestros mapas y le aconsejamos que intente comprar alguno porque tiene grandes posibilidades de perderse.
 Continuamos entre el bosque hasta salir al coll d’Ouillat. En el col se encuentra el gîte d’ètape d’Albère, un bonito sitio con muy buenas vistas. Después de una ducha, unas cervezas y una buena cena, mañana, a por la última.

42ª etapa Arles sur Tech-Las Illas

7 de Septiembre de 2009



Distancia: 34.91 km.

Ascenso total: 1.390 m.

Descenso total: 1.430 m.

Altura máxima: 1.390 m.

Altura mínima: 256 m.

Valoración: 8

Tiempo de marcha: 9h. 40 m.



Hemos tomado un buen desayuno-buffet en el hotel Les Glycines para cargar las pilas, nos espera una dura etapa de diez horas. A la salida de Arles cruzamos el rio Tech por un puente y comenzamos a ascender por el bosque comunal de Arles, un magnifico bosque de castaños arropado por el brezo florecido, el terreno granítico permite el paso entre la roca erosionada por el agua y el viento. Alcanzamos la cota 903 en el coll de Paracolls, desde arriba se pueden ver profundas brechas en un terreno bastante salvaje y poco habitado, al fondo se pueden ver los tejados de alguna de las pequeñas aldeas que habitan la zona. Comenzamos a descender suavemente entre castaños, salvando algunos arroyos y recorriendo muchos metros para salvar los cañones hasta descender a una carretera después de salvar la Termes justo a la altura de un gîte d’ètape situado en el Molí de la Paleta, buen sitio para desdoblar esta dura etapa y que nosotros desconociamos.
Abandonamos la carretera para salvar por senderos un cañón y poder llegar a las casas de Montalbá, un bonito lugar para descansar con fuente y un gran castaño a la entrada, una iglesia, un par de casas y un cementerio.
Hacemos un ligero descanso antes de decidir si tomar el camino principal o una variante: el primero llega directamente al coll du Puits de Neige y la variante que asciende 200 m. más hasta la Roc de France, optamos por este último que a la postre resultaria bastante duro acumulado a la larga distancia del día de hoy. El ascenso es suave hasta el Molí Serrador, un viejo molino en ruinas, a partir de aquí el camino se vuelve más empinado y duro hasta alcanzar el coll Cerdá, a partir de aquí el ascenso se suaviza aunque solo al principio para endurecerse hasta llegar a la Roc de France, buenas vistas de los alrededores, pero surge el problema, se nos agota el agua y el terreno es muy seco, desde Montalbá no hay fuentes ni arroyos ni nada, estamos en zonas mas bajas y los regatos están secos a finales del verano. Hacemos una parada y comemos, llevamos mucho ascenso acumulado y necesitamos reponer fuerzas, el camino a partir de aquí es un sube y baja, me voy encontrando sin fuerzas y el más mínimo repecho se me hace un mundo, llevo la boca seca y sin encontrar agua, bajo el ritmo para no sudar y gastar las menos reservas posibles.
Enlazamos con el gr 10 tradicional cerca de unas antenas de televisión, poco después alcanzamos el coll du Puits de Neige, seguimos descendiendo, milagro, una pequeña fuente soluciona nuestros problemas, nos paramos para saturarnos de agua y rellenar la cantimplora, continuamos, cruzamos una pradera, pasamos el coll de Cirère, hemos pasado uno con el mismo nombre hace poco, descendemos por un hayedo, cruzamos una pista varias veces antes de seguir por ella, la pista desciende hasta una casa, La Selva, y desemboca en la carretera D-131, seguimos por ella durante varios kilómetros y llegar a la aldea de Las Illas,
 llegamos al gîte d’ètape donde nos atiende amablemente la señora Martinez, solo alojamiento , no dan comidas, hay un hostal “Les Trabucaires” donde podemos comer.
En el gîte se encuentra Eric el lyonnes y Jean un francés jubilado anticipadamente que aprovechó para irse con la bicicleta a recorrer Australia, Nueva Zelanda y Nueva Caledonia. Los cuatro cenamos juntos, y aprovechamos para escuchar las andanzas de Jean, la velada se alarga un poco más de la cuenta pero merece la pena.

41ª etapa Chalet de Cortalets-Arles sur Tech

6 de Septiembre de 2009



Distancia: 30,33 km.

Ascenso total: 311 m.

Descenso total: 1.934 m.

Altura máxima: 2.131 m.

Altura mínima: 314 m.

Valoración: 7

Tiempo de marcha: 7h. 20 m.



Hemos dormido genial en Cortalets en una habitación para dos personas, hemos desayunado junto a Irma y Karl, aunque al parecer ellos continúan hasta el gîte d’ètape de Batère, nosotros seguiremos si todo va bien hasta Arles sur Tech. Despedida y salida a las 8:05 h. Descendemos desde el chalet de Cortalets por un sendero que corta algunas curvas de la pista hasta el Ras de Cortalets donde algunos han subido con sus coches y han acampado en la zona. Seguimos descendiendo por la pista durante unos kilómetros hasta alcanzar el Ras del Prat Cabrera, cruce de senderos, nos separamos del gr 36 que nos ha acompañado en algunas etapas, llega una variante del gr 10 que sale del chalet de Cortalets, el gr 10 abandona la pista, toma a la derecha siguiendo un sendero que desciende a la rivera de la Lentilla,
 la cruzamos y seguimos entre el bosque manteniendo las curvas de nivel y sorteando varios barrancos, dejamos a la izquierda la cabaña de Pinatell, un magnifico lugar para pernoctar, una cabaña completamente nueva con todo lo necesario.
Seguimos bordeando el macizo manteniendo las curvas de nivel y cruzando un barranco tras otro, así llegamos a la Cabaña forestal de l’Estagnole, otro buen sitio para pasar una noche.
Hacemos un ligero descanso y a partir de aquí comenzamos a ascender, duramente al principio y mas suave después hasta llegar al final al coll de la Cirère, en él, descansa un americano que nos adelantó en L’Estagnole, nosotros no descansamos comenzamos a descender por un sendero con piedra suelta, cambia el terreno, la roca se vuelve más oscura, es una zona de minas de hierro, el americano viene detrás. Alcanzamos la carretera D-43 y descendemos por ella hasta el gîte d’ètape de Batère situado entre un grupo de casas que antiguamente utilizaban los mineros de las antiguas minas de hierro de Batère, aquí se quedarán los holandeses, nosotros descansamos aquí, el americano lo hace también, viene desesperado ha roto los bastones, el reloj y la botas y ha perdido equipaje, viene haciendo el gr 10 completo y anda como loco por llegar a Banyuls. Tomamos una coca cola y alguna barrita energética, el americano sale antes, minutos después lo hacemos nosotros siguiendo la misma carretera hasta el col de la Descarga, el americano sigue la carretera creo que va perdido no alcanzamos a avisarlo.
 En el col abandonamos la carretera y descendemos hasta un arroyo, lo seguimos unos metros hasta un lomo por el que descendemos hasta alcanzar una pista, la seguimos, pasamos un antiguo almacén que sirve de vivac, ahora el camino se convierte en sendero que desciende fuertemente y a lazadas entre un bosque de avellanos, cruzamos un arroyo – buen lugar para darse un baño – y alcanzamos una buena pista que seguimos un poco, la volvemos a abandonar descendiendo, el bosque alpino se va convirtiendo en bosque mediterráneo: chaparros, madroños, cantuesos y suelo granítico. Siguiendo este camino descendemos hasta los 314 m. casi a nivel del mar que es donde se encuentra la localidad de Arles sur Tech conocido por su antigua abadía.
Nos alojamos en el hotel Les Glycines, buen sitio para dormir, no hemos encontrado gîte d’ètape en una ciudad bastante grande como esta, una buena ducha después de esta larga etapa y salimos a tomar unas cervezas en el agradable bar “Le bon coin” donde vemos un partido de rugby. Hemos cenado de lujo en un restaurante cercano al hotel, aunque también se puede cenar en el hotel. Damos un paseo para bajar la comida y volvemos al hotel a dormir.

40ª etapa Refugio de Mariailles-Chalet de Cortalets

5 de Septiembre de 2009



Distancia: 15,31 km.

Ascenso total: 1.166 m.

Descenso total: 668 m.

Altura máxima: 2.788 m.

Altura mínima: 1.664 m.

Valoración: 9

Tiempo de marcha 6h. 7 m.



Los holandeses al igual que el lionés han partido temprano, ha salido un día muy despejado por lo que hemos optado ir a Cortalets vía Canigó, no llevamos muchos datos de la ruta pero es un camino bastante pateado así que esperamos no tener problemas, además es sábado así que subirá bastante gente. Desde el refugio ascendemos unos metros hasta el aparcamiento, hay un cruce de pistas y un panel de rutas, tomamos el sendero que se dirige al sur en suave descenso, cruzamos la rivera de R. N. Cady, adelantamos a los ingleses veteranos y ascendemos entre el bosque. Poco antes de llegar al roquedo de Cady, abandonamos el gr 10 y tomamos el camino que sale a la derecha con dirección al Pic Canigó.
Ascendemos suavemente hasta el refugio Arago, el Pic Quacemi lo dejamos a la izquierda, de frente el Puig Sec, al fondo a la izquierda el Pic de Barbet y el Pic Canigó, la montaña sagrada, que conforman un bonito circo con la cumbre del Quacemi.
El camino se vuelve más vertical al llegar al fondo del circo, a partir de aquí el camino serpentea siguiendo la ladera oeste del Puig Sec.
Al llegar a la Brèche Durier la vista del otro lado es impresionante y al fondo y por vez primera “El Mediterráneo” con el Cap de Creus y el Golfo de Rosas, así como la costa francesa y sus playas, me uno a un grupo de cinco catalanes que iban delante, cuatro chicos y una chica, juntos llegamos a la famosa chimenea,

una trepada de cincuenta metros y último paso para coronar la cumbre, sujeto mis bastones a la mochila y a trepar con los quince kilos a la espalda, al llegar a la cima encontramos la famosa cruz repleta de insignias catalanas
 y un panel estrellado que nos marca los pueblos de la costa y del interior que se divisan desde el pico.
 Hay un grupo de gente en la cumbre, uno de ellos se da cuenta por el acento que somos extremeños, el también lo es, emigrante de Los Santos de Maimona que lleva treinta años en Cataluña, su mujer también lo es, hija de una señora de Mérida o sea de nuestro pueblo, han subido desde Cortalets y pernoctan hoy allí igualmente. El descenso es bastante fácil por el lado de Cortalets, hubiera sido más complicado con el peso bajar por el lado de la subida. Seguimos la cresta hasta el Pic Joffre donde paramos a comer algo, a continuación seguimos descendiendo hasta volver a conectar con el gr 10,
 enseguida llegamos al chalet de Cortalets, famoso porque en él se formó el Club Alpino Francés (C.A.F.), enseguida llegan los holandeses y nuestros paisanos que descienden a continuación, tomamos una cerveza con Irma y Karl, una ducha y un paseo de relax hasta la hora de la cena, charla con nuestros paisanos que preguntaban cosas de la tierra y que tal le iba la vida en Cataluña. Cenamos en la mesa con los holandeses, buena cena en Cortalets y despedida, ellos finalizan aquí, tienen que volver a Holanda, a nosotros nos quedan cuatro días, se van a hacer interminables sobre todo después de ver el mar.


39ª etapa Mantet-Refugio de Mariailles

4 de Septiembre de 2009



Distancia: 18,06 km.

Ascenso total: 1.045 m.

Descenso total: 880 m.

Altura máxima: 1.737 m.

Altura mínima: 948 m.

Valoración: 8

Tiempo de marcha 5h. 10 m.



Después del desayuno, y de saborear multitud de mermeladas caseras que hace Angelina, de cabello de ángel con limón, de cabello de ángel con naranjas, de tomates verdes etc. Hemos salido junto a la pareja de holandeses, ascendemos hasta el coll de Mantet, al principio por una pista cementada, a continuación por un sendero que corta las curvas de la pista que se dirige igualmente al collado. Buenas vistas del descenso de ayer por el valle de la Alemany.
En el collado la carretera D-6, nosotros tomamos un sendero para descender en zigzag por un bosque de pinos, siguiendo la margen izquierda de la rivera de Campeilles, el bosque de pinos se transforma en un bonito bosque de avellanos, entre el bosque un panel que indica el Hemisferio Verde que pasa justo por ese punto, me imagino que será un hemisferio imaginario que atraviesa Francia de norte a sur por el centro del país.
 Aparecen algunos nogales antes de llegar a Py, bar y coca cola, también una frutería, compramos un melón que nos comemos a la salida de la villa,los holandeses han seguido adelante.
 Al terminar el melón seguimos por unos metros por la D-6 pero la abandonamos enseguida, cruzamos un puente y tomamos un camino a la derecha que atraviesa La Farga, si es un pueblo tiene una sola casa, el camino asciende poco a poco hasta un cortado que bordeamos, entramos en un bosque en continuos sube y baja cruzamos un arroyo y asciende fuertemente los últimos metros hasta el coll de Jou, panel de ruta, parking y pista asfaltada que desciende a Casteil, hacemos un descanso antes de continuar. Desde el coll de Jou parten varios caminos, hay que tomar uno hacia el este, una pista que asciende suavemente hasta el coll de Creu, en algún momento tocamos la pista que sube a Mariailles pero no la cogemos, seguimos por nuestro camino, ahora más vertical, pasamos el coll du Cheval Mort, seguimos la pista unos metros, alcanzamos a los holandeses y ascendemos un bonito camino junto a una levada,
 alcanzamos una pradera, giramos a la izquierda y llegamos al refugio de Mariailles, bien situado para la ascensión al Pic Canigó, la montaña sagrada de los catalanes, a pesar de estar en territorio francés. Hemos llegado temprano, se agradece el sol y aprovechamos para lavar ropa. En la cena estamos once, hemos estrechado relaciones con los flamencos y con Eric un lyonnes que está haciendo la HRP la alta ruta pirenaica, al igual que una pareja de ingleses bastante veteranos.
 Para llegar mañana al Chalet de Cortalets que es nuestra siguiente etapa, se puede hacer por el gr 10 que bordea el macizo o ascendiendo hasta el Canigó y descender por el otro lado justo hasta Cortalet, nos han hablado tanto del Canigó que igual mañana si sale buen tiempo nos decantamos por la ascensión, los holandeses han tomado la decisión de seguir por el gr 10, el lyonnes y los ingleses siguen la HRP por la cima del Canigó, ya veremos mañana.


lunes, 23 de agosto de 2010

38ª etapa Refugio Ras de Carança-Mantet

3 de Septiembre de 2009



Distancia: 11,47 km.

Ascenso total: 630 m.

Descenso total: 952 m.

Altura máxima: 2.346 m.

Altura mínima: 1.485 m.

Valoración: 7

Tiempo de marcha 6h. 10 m.


Hemos vuelto a sentarnos juntos para desayunar todo el grupo de la cena de anoche, los maños van al ref. Coma de Vaca, la chica neocelandesa vuelve a Nuria y los catalanes bajan por la garganta de Carança, nosotros teníamos pensado perder un día para bajar por la garganta y subir de nuevo por ella, nos han comentado que merece la pena recorrerla, pero hemos pensado no bajar y adelantar un poco la etapa siguiente que tenía mucho desnivel, así la hacemos en dos tramos más cómodos.
 Nos despedimos y salimos, cruzamos el río Carança por un puente de madera y comenzamos un ascenso hacia el este hacia el Pla de Bassibès, cruzamos un arroyo, descendemos suavemente entre el bosque y ascendemos un poco hasta el Jasse des Clots, a partir de aquí el camino se vuelve más vertical, adelantamos a un grupo de cinco mujeres francesas y dos hombres un grupo bastante veterano de mas de cincuenta años. Llegamos a un lomo, lo seguimos por la derecha en ascenso, tomamos ahora dirección nordeste hasta llegar a una pradera, por ella alcanzamos el coll del Pal.
Hacemos un descanso para reponer fuerzas y continuamos, entramos en la Reserva natural de Mantet, bordeamos la sierra de Caret por la izquierda siguiendo las curvas de nivel hasta llegar a una cumbre por la que descendemos por un sendero de piedra suelta bastante irregular que nos maltrata las rodillas. El sendero discurre a lazadas y nos lleva hasta el fondo del valle de la Alemany, Un camino parte a la derecha y en cinco minutos nos lleva a la cabaña de l’Alemany, en el cruce paramos un momento, a pesar que he encontrado la solución a mis botas colocándole una doble plantilla, el duro descenso me ha dejando la planta del pie triturada.
Solo nos queda bajar por el valle siguiendo el curso de la Alemany para ver Mantet de frente a media ladera del Puig del Signor. Descendemos siguiendo la rivera izquierda, hasta cruzar por un badén la rivera de Mantet, ascendemos unos metros para alcanzar las primeras casas del pueblo, un bonito pueblo con edificaciones todas de piedra de construcción similar.
No teníamos nada reservado así que cuando hemos llegado hemos encontrado el gîte d’ètape Cazenove, lo lleva Angelina, hija de españoles por lo que habla muy bien castellano. Hemos compartido cena con Karl e Irma, dos holandeses que se encontraban también en el Ras de Carança, buena cena y agradable charla, un poco más tarde de lo normal nos vamos a dormir.